Porque creemos que en la vida hay que ir tras los sueños es que comenzamos este proyecto, para no solo realizar el nuestro sino inspirar a otros a que persigan y atrapen su sueño.

Somos Estefanía y Carolina, y soñamos con darle la vuelta al mundo, recorriendo cada kilómetro en nuestra camioneta a la que apodamos "La Charrúa".

Consideramos que la riqueza de todo viaje esta en poder interactuar con las personas de las distintas ciudades y comunidades. Aprender de su cultura, de su modo de vida y de la vision que tienen del mundo, para así poder ampliar nuestra propia vision.

Dado que ningún sueño es completo si uno no deja algo de si en el camino es que creamos "Se hace camino al andar". Proyecto que dió sus primeros pasos en el año 2013, partiendo desde la ciudad de Montevideo (Uruguay) hacia el mundo.

En un inicio trabajamos como voluntarias con fundaciones de lucha contra del cáncer de mama. Así aportamos durante 3 años nuestro granito de arena, cada una desde su profesión, para promover la detección precoz de esa enfermedad, llegando a mujeres de 16 países de América Latina.

En ese tiempo también conocimos paisajes maravillosos... Desde las frías tierras de la Patagonia con sus glaciares, hasta las playas paradisíacas del Caribe, desde la frondosidad de la selva hasta quedarnos deslumbradas con las cadenas volcánicas de América.

Compartimos con cientos de personas de las más diversas culturas, conociendo sus realidades y empatizando tanto con cada una, que forjamos lazos que seguirán uniéndonos a pesar de la distancia.

A cada paso, en cada vuelta de rueda fuimos creciendo, fuimos mirándonos hacia adentro y encontrándonos... Nos dimos cuenta que las fronteras no existen y que el mundo lo que está necesitando es unidad. 

Entendimos que el ser humano tiene que regresar a sus raíces, a la tierra, a lo natural. Que en esta tierra todo y todos estamos conectados, y que para poder ayudar realmente a alguien la herramienta tiene que ser integral.

Es por eso que Se hace camino al andar evolucionó junto a nosotras, y continuamos en la ruta.

Ahora con todos los conocimientos que adquirimos en el camino, que sumados a nuestras profesiones, nos dan una perspectiva de la salud más integral, con la que seguiremos aportando a nuestro paso. 

RECORRIDO REALIZADO