“La Charrúa” es una Renault Trafic del año 96. Motor nafta 1.4, furgón corto con techo bajo y sin puerta lateral. La adquirimos con el propósito de que se transforme en nuestro hogar y refugio, mientras nos lleva a recorrer las rutas del mundo.
Tenía 275.000 km cuando la compramos, y estaba bastante mal de mecánica, y con algunos detalles en la chapa.
En primer lugar, para prepararla para el viaje empezamos a arreglarle todo lo que a mecánica se refiere.
Motor a nuevo: Juego de camisas, pistón, perno y aros, cojinetes de biela, bancada y laterales, juego de juntas completo, rectificado de cigüeñal, cepillado del block del motor. También rectificado de tapa de cilindros, válvulas, guías y asientos de válvulas.
Embrague: Kit placa, disco y ruleman, corona de arranque.
Frenos: Discos, patines, cilindros, juego de pastillas, campana, cables de freno de mano, bomba de freno. Todo este trabajo de rectificado fue cortesía de Enrique Santa Cruz frenos.

Otros: Caños de agua, termostato, líquido refrigerante, abrazaderas, filtros de aceite, de nafta y de aire, cambio de valvulina, amortiguadores.
También la Compañía de Cristales nos colocó el parabrisas nuevo y las láminas de seguridad a todos los vidrios.
Con la mecánica lista comenzamos a armar el motorhome con las comodidades básicas para hacer más confortable nuestro viaje.
Dado que por seguridad no quisimos poner  ventanas extras, colocamos una escotilla en el techo para que circule el aire.
Rodino S.A nos obsequió el climatizador de aire.
Sacamos la moquete que forraba todo el interior de la camioneta, y comenzamos a forrarla.


Piso: Reutilizamos colchonetas de camping de goma eva aluminizada, y la colocamos contra la chapa del piso para que sirvan como aislante térmico. Luego cortamos a medida una placa de MDF de 5mm y sobre ella pegamos un vinilo para piso imitación madera. Mandamos a hacer una bandeja en fibra de vidrio para el baño, con desagüe para la ducha.
Luego forramos las paredes con tergopol  de 5 cm, para aislar en interior de las variaciones del clima. Sobre eso colocamos placas de PVC  de 3mm que también es lavable y sirve de revestimiento.
Lo que son los muebles (cama plaza y media fija, placard para ropa, y mueble para cocina) los hicimos en MDF 15mm. Luego los pintamos con esmalte sintético satinado mate que es lavable.
A la cama le pusimos un colchón de alta densidad de 11 cm hecho a medida, para poder descansar cómodas el tiempo que dure el viaje.
Llevamos en la parte del motorhome, corriente 220v, brindada por una segunda batería independiente que se recarga con el alternador de la camioneta y un convertidor de voltaje.

El abastecimiento de agua se realiza con un tanque de 150l con rompeolas conectado a una bomba automática.
También colocamos un calefón a gas de 6l/min para contar con agua caliente. En el interior del baño hay un inodoro químico con capacidad de 20 litros.
Las instalaciones eléctricas, de agua y de gas, fueron realizadas por cortesía de TOP VAN EQUIPAMIENTOS.
La cocina es sencilla, simplemente un aparador para guardar los alimentos y una garrafa de 3k con anafe.

Para guiarnos en la ruta, contamos conun GPS Garmin, que nos regaló Jenn y Paula. Gracias chicas!!!!
Queremos agradecer tambien a todas las empresas y personas  que nos han apoyado aportando su granito de arena para equipar a La Charrúa, y de ese modo hacer más confortable nuestro viaje.
Queremos agradecer muy especialmente a Rodolfo Jourdan (tío de Carolina) por dedicar tantas horas y dedicación ayudándonos con el armado de las estructuras de los muebles, ya que sin él hubiese sido imposible lograrlo.
Ahora sí, “La Charrúa” lista para comenzar la travesía!!!

  
 
   

 contador de visitas gratisMap